Como parte de las actividades de la sesión de cierre del Taller de Apoyo Emocional, el grupo realiza en conjunto un “Cuento Budista”, técnica en la que se construye una historia en relación a la experiencia del taller y del paso por la Corporación en general, donde cada una, acompañadas en el proceso por la Psicooncóloga a cargo del grupo, aporta con una frase al cuento. Aquí la experiencia de estas 10 maravillosas mujeres!

“HABÍA UNA VEZ…
un grupo de hermosas mujeres
que llegaron muy mal
y que aprendieron a compartir,
aprendieron a valorar
y a exteriorizar lo más bonito de cada una,
a sentirnos todas iguales,
que aprendieron a sonreir
y a que no es sólo uno la afectada, sino toda nuestra familia.
Y estas hermosas mujeres crecieron y fueron fuertes,
para enseñar a las que vienen detrás todo lo que hay que hacer,
dando gracias por las oportunidades
y para tener la capacidad de transmitir todo lo aprendido
y poder mirar la vida desde otra perspectiva.
Se siguieron juntando y se siguieron viendo,
y a pesar de lo que nos pasa tenemos hoy la fuerza de sonreir y estar alegres,
porque el grupo son muchas semillas para hacer cada semilla otro grupo,
acogiendo a las personas que pueden estar más cerradas.
Y después de la tormenta, todas vieron el arcoiris!
FIN”