“Con mi familia completa participamos de la Corrida por la Vida…desde primitos, hermanos y mi tía Isabel Araya que es por quien corrimos. Ella está en su quinto año de tratamiento con tamoxifeno y esperamos que no regrese la enfermedad y siga tan bien como ahora. Para mi es el quinto año que voy a la Corrida y cada año trato de que seamos más los que vamos a correr por la vida, la experiencia es muy linda y saber que es por una causa tan noble nos motiva a correr. Un saludo para todas esas mujeres que están enfrentando día a día su enfermedad!!!”