Figura de mujer con dos prótesis de mamas palpables, recorrió distintos puntos de la capital, durante los últimos días de octubre. Un ejemplo didáctico para distinguir abultamientos que podrían ser signos de un tumor cancerígeno.

La estatua buscó ser un ejemplo didáctico de la exploración mamaria para detectar un abultamiento, ya que tenía dos prótesis de mamas palpables y una de ellas con presencia de nódulos. No obstante, la mama que aparentaba estar “sana” servía para ejemplificar que hay tumores imperceptibles al tacto y que ese es el mejor momento para detectar un cáncer, siendo esto posible únicamente a través de la mamografía.

“Con esta estatua, quisimos acercar la realidad del autocuidado a la interacción de la gente, en especial a las mujeres, para que no sea un tema tabú. La información es poder, y con esta actividad quisimos entregar justamente eso”, destaca Diego Daly, director de Innovación y cofundador de la agencia Volt Media, quienes estuvieron a cargo de la campaña.

La iniciativa estuvo hasta fines de octubre recorriendo distintos puntos de la capital, teniendo su inauguración el miércoles 25 de octubre, a las 10:00 horas, en el Paseo Las Palmas de Providencia.

La campaña contó con el apoyo de la Clínica Universidad de los Andes, Colgate, Parque Arauco y Corporación Cáncer de Mama Yo Mujer.

La invitación de Daniela Rojas, Gerente Técnico de Corporación Yo Mujer, fue la siguiente: “si encuentran esta estatua, acérquense, pregunten, exploren y háganse partícipes de la actividad, para que después puedan comentar la experiencia con otras mujeres a su alrededor, de modo de ir instalando una conversación en torno al cáncer de mama y la manera de cuidarnos”.

 

 

 

Vea aquí el video de la campaña: